top of page
  • Duvan Peralta

Tecnorama (parte II)

El Transhumanismo


A pesar de lo lejano e irreal que suene podemos decir que los cíborgs ya están entre nosotros. Esta idea que veíamos desde la ciencia ficción en la que un humano es mejorado a partir de implantes, de apéndices y/o soportes tecnológicos que nos llevan a mejorar o recuperar capacidades que se perdieron, está pasando y cada vez se vuelve más cercano. Todo esto abarca el movimiento denominado "transhumanismo".


Fotografía de Cottonbro recueperada de Pexels

 

¿Qué es el transhumanismo?


Según explica Alejandro Galliano en el artículo Hacía un futuro transhumano, el transhumanismo es un movimiento que propone que el siguiente paso en la evolución humana sea con la ayuda de la tecnología. Ve los límites que tenemos como raza y busca mejorar nuestras capacidades, hasta ve la posibilidad de en un futuro separar la mente del cuerpo humano.


En la investigación Tatuaje tecnológico: cuerpo, espacio doméstico y paisajes interactivos, realizada por Pablo Ros Hernández, se observa un fragmento de una entrevista realizada al cíborg Stelarc en la que menciona:


“Es hora de cuestionar que un cuerpo bípedo que respira con una visión binocular y un cerebro de 1400 centímetros cúbicos es una forma biológica adecuada. (…) Falla a menudo, se cansa rápidamente; su rendimiento se determina por su edad. Es susceptible a enfermedades y está destinado a una pronta y certera muerte. Sus parámetros de supervivencia son muy limitados, sólo puede vivir semanas sin comida, días sin agua y minutos sin oxígeno.”


Ros hace la observación de que Stelarc considera el cuerpo humano como una arquitectura evolucionaria y que sospecha que la identidad de un cíborg no se definiría por su identidad, sino por su conectividad y el tipo de interfaz en la que se transforma.


 

Humano como herramienta



Desde el siglo XIX ya se debatía que el humano se pudiera diseñar a sí mismo como una súper especie. Para ilustrar este punto Ros hace mención de cómo Samuel Butler describe las herramientas en su libro, Darwin Entre Las Máquinas, como extensiones protésicas del humano que tienen la capacidad de evolucionar autónomamente.


Es de esta forma que nos dirigimos al origen primitivo de nosotros, en la que la propia mano humana se adaptó y evolucionó para la supervivencia de la especie, y es acá dónde se ve al ser humano como la primera herramienta. Ros al citar el libro de Buckminster Fuller: Nine Chains To The Moon, explica que somos una tecnología que puede y debe ser modificada.




 

Críticas


  • El cuerpo se esclaviza como un motor de producción capitalista, quitándole toda expresión y emoción de la que una vez fue capaz.



  • Desde diferentes frentes artísticos como el dadaísmo, en el collage y la cinematografía se crítica la subordinación del humano a la máquina, la perdida de la humanidad a partir de la mecanización capitalista en pro a la productividad, la perdida de la creatividad y el pensamiento crítico por un razonamiento simple que sigue lo que le dicen.



  • En el artículo de Galliano podemos encontrar un apartado de Hottois en el cual se menciona que el transhumanismo debe de estar ligado al legado humanista: libertad, igualdad, justicia, pluralismo, empatía y pensamiento crítico. Esto si no quiere convertirse en un pensamiento tecno-místico o apocalíptico.



  • Es un proceso antinatural que si no se maneja bien puede pasar al “solucionismo tecnológico”.




 

Cíborgs: arquitectura humana



Ros nos muestra cómo desde las tecnologías protésicas más comunes podemos remitirnos al cíborg: seres que a partir de su construcción tecnológica tienen la necesidad de conectarse e interactuar con su entorno y encarnan un futuro abierto a ambigüedades y diferencias. Al reunir partes robóticas y orgánicas de un ser humano en un mismo cuerpo, este ser rompe con el ideal de una esencia humana universal.



 

Tipologías de cíborgs


Los de restauración: Tienen tecnología restaurativa que reparan procesos rotos o faltantes para llevarlos a un nivel “saludable” o promedio restableciendo órganos, funciones perdidas o extremidades. Cabe recalcar que hay personas que pueden no identificarse como cíborgs al tener estas tecnologías.


Los de mejora: Buscan la optimización y maximización de procesos con el fin de romper sus límites superando los procesos normales e incluso añadiendo nuevas funciones que originalmente no estaban en sus cuerpos (sus proponentes se incluyen dentro del movimiento transhumanista).




Referencias:


Ros Fernández, P. (2020). Tatuaje tecnológico: Cuerpo, espacio doméstico y paisaje interactivos.


¿Hacia un futuro transhumano? | Nueva Sociedad. (2019, 15 octubre). Nueva Sociedad | Democracia y política en América Latina. https://www.nuso.org/articulo/hacia-un-futuro-transhumano/


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page