top of page
  • Redacción Paradigma

Reimaginando los autos en las ciudades

Al transportarnos, los automóviles han provocado niveles de contaminación cada vez más intolerables para los ciudadanos. Eso ha obligado a ciudades como Londres, Pekín, Nueva Delhi y Madrid a repensar los modos de lidiar con los coches.

Los habitantes de las ciudades quieren aire más limpio, saludable y menos tráfico. Los beneficios a largo plazo podrías legar a ser enormes como reducir las emisiones que genera el sector del transporte —las cuales representan casi una cuarta parte de todos los gases de efecto invernadero— vital para evitar catástrofes climáticas.


Es por esto que las ciudades, que producen la gran mayoría de las emisiones globales, están implementando sistemas de sanciones y recompensas para persuadir a sus residentes de que dejen de usar sus automóviles o que utilicen medios menos contaminantes. A continuación algunos de los ejemplos más notables:


  • Londres: Desde 2003 la ciudad impuso un cargo por congestión vehicular de 5 libras (unos 8 dólares en ese momento) para quienes condujeran un automóvil o camión en el centro de la ciudad entre semana de siete de la mañana a seis de la tarde. Hoy en día la sanción ha subido a 11,50 libras (unos 50 mil pesos colombianos). Como resultado, para octubre de 2019 los niveles de dióxido de nitrógeno en el aire habían disminuido un 36 por ciento en comparación con febrero de 2017.

  • New York: Será la primera ciudad estadounidense en introducir un cobro por congestión vehicular, propuesta que se empezará a implementar desde 2021.

  • Pekín: El número de vehículos casi se triplicó de menos de 2 millones en 2000 a 5 millones en 2011, lo que le dio la reconocida fama por la mala calidad de su aire. En 2011, las autoridades instituyeron una lotería para emitir nuevas placas de automóviles, lo que hizo que los compradores tuvieran que esperar para poder usar automóviles nuevos. La estrategia, existen más cupos en la lotería para los vehículos eléctricos que para los convencionales.

  • Nueva Delhi, sin solución: Entre 2006 y 2016, el número de automóviles nuevos matriculados en la capital creció un 11 por ciento, por lo que la cifra alcanzó casi los 9 millones, donde el 49 por ciento de los kilómetros recorridos a diario en la capital india se hacen en autobús y metro, mientras que el 51 por ciento restante se realiza en vehículos privados.

  • Madrid: El año pasado el Ayuntamiento de la ciudad prohibió la circulación de la mayoría de los vehículos convencionales en una parte del centro de la ciudad, con multas para los infractores que, de acuerdo con los sensores de contaminación del aire de la ciudad, empezaba a registrar una mejora considerable. Aunque en julio, luego de que los conservadores ganaran las elecciones de la ciudad, se anunció que se eliminarían las multas. Una semana después, un juez intervino y ordenó a la ciudad que siguiera imponiendo multas a quienes ingresaran a la zona del centro. La justificación del juez fue que la gente necesita respirar aire limpio.

Fuente:

J.M. Simón Fernández

Equipo Editorial

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page