top of page
  • Redacción Paradigma

¿Pastel o brocoli? Las respuestas de los niños pequeños


Los niños pequeños tienden a optar por lo último de un conjunto, así que haga sus preguntas con cuidado. Investigadores dirigidos por Emily Sumner de la Universidad de California, hicieron a 24 niños de 1 y 2 años un montón de preguntas de dos opciones, descubriendo que posiblemente las respuestas de los pequeños no reflejan realmente sus deseos sino, simplemente son un eco de lo último que escucharon.


Resultados publicados el 12 de junio en la revista PLOS ONE demostraron que, si a un niño pequeño se le pregunta si arrojó comida "por accidente o a propósito", por ejemplo, puede responder con una de las dos opciones sin ningún conocimiento real de lo que significa realmente su elección.


Dado que los niños más pequeños poseen una capacidad de memoria limitada, podrían estar confiando en el bucle fonológico para recordar la opción que le sigue a la palabra "o", a diferencia de los adultos cuando se les pide que recuerden los artículos de una lista, tienen más probabilidades de recordar el primero y el último (sesgos de primacía y recencia, respectivamente).


VIDEO: Un niño pequeño que participa en un estudio selecciona la segunda opción en tres preguntas de uno u otro tipo. Esta tendencia, llamada el sesgo de la recencia, puede reflejar la incapacidad de los niños para hacer malabarismos con varias opciones en sus mentes simultáneamente.


Cuando los niños respondieron a las preguntas señalando, eligieron la segunda opción aproximadamente la mitad de las veces. Pero cuando los niños pequeños dijeron sus respuestas, eligieron la segunda opción el 85 por ciento de las veces, incluso, esta tendencia se hizo más fuerte cuando las palabras se alargaron. Concluyendo que:

  1. Los niños pequeños demuestran un fuerte sesgo de recensión verbal cuando se les hacen preguntas "o" en una tarea de laboratorio y un corpus naturalista de interacciones del habla entre el cuidador y el niño

  2. El sesgo de recensión se debilita con la edad

  3. El sesgo de recensión se fortalece a medida que la longitud de las sílabas de las opciones se hace más larga.

Por último, los resultados contienen una multitud de hackeos para la crianza de los hijos: "¿Te gustaría saltar en la cama toda la noche, o irte a dormir?" pero si realmente quiere una respuesta directa, considere mostrarle las dos opciones al niño pequeño y prepárese para entregarle el pastel.


Fuentes:



J.M. Simón Fernández

Monitor Editorial

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page