top of page
  • Redacción Paradigma

Lo que pasa cuando duele el corazón

El síndrome del corazón roto: "cardiomiopatía por estrés", también conocido como síndrome de takotsubo, es una afección en la que la principal cámara de bombeo del corazón, el ventrículo izquierdo, se agranda y debilita temporalmente, de manera que no bombea adecuadamente.

Se produce cuando una parte del corazón se agranda temporalmente y no puede bombear bien, mientras que el resto del corazón continúa funcionando normalmente o trabaja aún más, dijo la American Hospital Association (AHA). Así que el problema puede ser mortal si las personas afectadas desarrollan una complicación en la que su corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo.



La alteración a menudo se desencadena por el estrés emocional, como la muerte de un ser querido o la pérdida de un trabajo, según Clínica de Mayo. Pero también puede ser desencadenada por el estrés físico, como un ataque de asma o una cirugía mayor.

El problema puede ser mortal si las personas afectadas desarrollan una complicación en la que su corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo.

"Más allá de la mortalidad más alta a corto plazo, por primera vez, este análisis encontró que las personas que experimentaron el síndrome del corazón roto por un shock cardiogénico corrieron un alto riesgo de muerte años más tarde" señaló en una declaración el Dr. Christian Templin, autor líder del estudio.

Una radiografía del ventrículo izquierdo en una persona con cardiomiopatía por estrés (izquierda) muestra el ventrículo izquierdo hinchándose con cada latido. La forma es similar a la de una olla tako-tsubo de fondo redondo y cuello estrecho (derecha), que se usa para capturar pulpos en Japón.
Corazón con ventrículo izquierdo hinchado, su forma es similar a una olla tako-tsubo. Recurso que se usa para capturar pulpos en Japón.

La cardiomiopatía por estrés se siente como un ataque cardíaco: dolor en el pecho, el brazo izquierdo, la mandíbula o la parte superior de la espalda; sentirse sin aliento o aturdido; la aparición repentina de náuseas, mareos o sudor frío. Incluso parece uno en un electrocardiograma pero, ninguna de las arterias coronarias está bloqueada, el sello distintivo de un ataque cardíaco.


Los investigadores analizaron información de una base de datos de más de 2,000 pacientes con síndrome del corazón roto, llamada International Takotsubo Registry. Entre estos pacientes, cerca de 200 desarrollaron shock cardiogénico donde el 24% de los pacientes de choque cardiógeno murieron y, en los que sobrevivieron el mayor riesgo de muerte persistió durante años.


La conclusión es que es importante para alguien que ha perdido a un ser querido poder llorar adecuadamente y expresar lo que siente al exterior, en lugar de internalizar esos sentimientos, dijo Krakower.

El estudio también encontró que los pacientes con shock cardiogénico eran menos propensos a morir en el hospital si eran tratados con dispositivos que proporcionaban soporte mecánico a sus corazones, como un dispositivo inflable que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo.


La conclusión es que es importante para alguien que ha perdido a un ser querido poder llorar adecuadamente y expresar lo que siente al exterior, en lugar de internalizar esos sentimientos, dijo Krakower.


Fuentes:

LiveScience https://bit.ly/2yYaV5E

Harvard https://bit.ly/2P4VvDh

Harvard https://bit.ly/2zPVYCd



J.M. Simón Fernandez

Equipo Editorial

jufernandez@poligran.edu.co

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page