top of page
  • Redacción Paradigma

La influencia de los humanos en los "ojos de cachorro"

El equipo de investigación de la Universidad de Portsmouth, a partir de algunas disecciones de cabezas de perros y lobos, demostró que el LAOM y el RAOL, músculos responsable de levantar intensamente la ceja interna, están presente de manera uniforme en los perros, pero no en los lobos. El equipo dirigido por la psicóloga comparativa, Dra. Juliane Kaminski, incluyó un equipo de expertos en comportamiento y anatomía del Reino Unido y Estados Unidos.

Ilustración del artista Tim Smith donde se resaltan en rojo el músculo anguli oculi medialis (LAOM) y el músculo anguli oculi lateralis (RAOL) del retractor que, a diferencia de sus antepasados lobos salvajes, los perros desarrollaron probablemente sólo para manipular a sus cuidadores humanos. Fuente: Tomado del estudio.

En 33.000 años, la domesticación transformó la anatomía muscular facial de los perros, específicamente, para la comunicación facial con los humanos. Los datos de comportamiento, recogidos de perros y lobos, muestran que los perros producen el movimiento de las cejas con mucha más frecuencia y con mayor intensidad que los lobos, con movimientos de mayor complejidad producidos exclusivamente por perros.

Dicho movimiento es semejante a una expresión que los humanos producen cuando están tristes, por lo que su producción en los perros puede desencadenar una respuesta nutritiva en los humanos. Se plantea la hipótesis de que los perros con cejas expresivas tienen una ventaja de selección y que los "ojos de cachorro" son el resultado de una selección basada en las preferencias de los humanos.


Los investigadores combinaron estos estudios anatómicos con un análisis de comportamiento en el que 27 perros de refugio y nueve lobos salvajes fueron filmados de cerca por un humano con el que no estaban familiarizados durante 2 minutos. Los investigadores registraron con qué frecuencia los animales levantaban las cejas durante la interacción y, como era de esperar, encontraron que los perros hacían ojos de cachorro cinco veces más a menudo que los lobos. Los perros también levantaron las cejas significativamente más alto que sus primos salvajes.

"Para determinar si este movimiento de cejas es un resultado de la evolución, comparamos la anatomía facial y el comportamiento de estas dos especies y encontramos que el músculo que permite la elevación de la ceja en los perros era, en lobos, un conjunto de fibras escaso e irregular." Anne Burrows, coautora del artículo.

Es probable, según su hipótesis, que estos cambios anatómicos sean el resultado de la interacción con las personas, quienes pueden ser más propensos a favorecer a los perros capaces de hacer expresiones que casi podrían pasar por humanos.


Algunos expertos en perros dijeron a Associated Press, que el tamaño reducido de la muestra del estudio prohíbe cualquier conclusión radical sobre la evolución canina. Aún así, esta investigación ayuda a comprender algunos de los mecanismos probables que se ocultan tras la domesticación del perro.


Fuentes:

Vídeos tomados del estudio



J.M. Simón Fernández

Monitor Editorial

jufernandez@poligran.edu.co

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page