top of page
  • Redacción Paradigma

Científicos hablan del incendio en el Amazonas

En una entrevista con el científico Jonathan Foley, director del Proyecto Drawdown, una red mundial de científicos, defensores y otros que proponen soluciones al calentamiento global, se habló sobre el papel de la selva amazónica, sobre los afectados en primer grado por el actual escenario y sobre un futuro nada esperanzados después del cese al fuego.

El humo se eleva de un incendio reciente cerca de Realidade el 26 de agosto. Fuente Sebastián Liste—NOOR para TIME

Luego de la respuesta de rechazo del gobierno de Brasil frente al apoyo del presidente francés Emmanuel Macron junto al ministro canadiense Justin Trudeau para ultimar los crecientes incendios en el Amazonas, la revista Science News habló con el científico ambiental Jonathan Foley sobre la situación.

  • Antecedentes de incendios en la selva amazónica

Si miramos a largo plazo, en realidad solíamos ver incendios como este, e incluso peor, en la década de 1990 y principios de la década de 2000. Fue entonces cuando el mundo montó un esfuerzo realmente serio. Con Brasil a la cabeza, y con organizaciones internacionales sin fines de lucro, agencias científicas y grandes corporaciones, logramos reducir la deforestación de la Amazonia en Brasil en cerca de 80 por ciento. Este, y los incendios, disminuyeron enormemente desde principios de la década de 2000 hasta alrededor de 2013-2015. Y ahora, después de todo ese trabajo y de todo ese éxito, estamos empezando a ver un retroceso importante en los malos tiempos.

Solíamos ver incendios como este en la década de los 1990 pero, con Brasil a la cabeza junto a organizaciones internacionales sin ánimo de lucro, se lograron disminuir enormemente.
  • El oxígeno y otros tesoros del Amazonas

Los postes de la valla están iluminados por llamas cercanas en la región de Vila Nova Samuel, cerca del Bosque Nacional Jacundá de Brasil, el 27 de agosto. Fuente Sebastián Liste—NOOR para TIME

En la tierra todos los bosques tropicales -de los cuales el Amazonas es sólo una parte, pero una gran parte- hacen alrededor del 20 por ciento de toda la fotosíntesis. Pero -la vida en- los océanos también lo hace, y eso es casi la mitad.


Los bosques tropicales, en su conjunto, contienen cerca de la mitad de la biodiversidad terrestre del mundo, y la Amazonía es una gran parte de eso. Así que cuando quemamos el Amazonas, estamos perdiendo especies; estamos perdiendo hábitats; y estamos perdiendo las tierras que pertenecen a las comunidades indígenas y que tenemos desde hace milenios.

  • El peor escenario si el fuego incrementa

Algunos modelos de computadora muestran un escenario hipotético de que cuando despejamos el bosque lluvioso, comienza a calentarse casi inmediatamente y a secar la atmósfera cercana.


Un incendio en la región de Vila Nova Samuel el 27 de agosto. Fuente: Sebastián Liste-NOOR para TIEMPO

Cuando estamos en un bosque, se siente fresco y húmedo. Pero cuando se talan grandes áreas del bosque, el aire a su alrededor se vuelve más caliente y seco, y afecta incluso los patrones de lluvia. La preocupación es que si se empieza a talar más del Amazonas, en teoría, se podría llegar a un punto de inflexión donde el resto del bosque también se seca pasando de ser un bosque lluvioso a ser un ecosistema de sabana seca.


Fuente:

Dickie, G. (2019, 24 agosto). Brazil's Amazon fires are bad despite burning like this before. Recuperado 2 septiembre, 2019, de https://www.sciencenews.org/article/brazil-amazon-rainforest-fires-climate-emissions-oxygen



J.M. Simón Fernández

Equipo Editorial

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page