top of page
  • Redacción Paradigma

5 aspectos que debes tener en cuenta si te invitan a ser par académico

Ser revisor académico de una publicación, además de un honor, es una responsabilidad. Muchos de los investigadores de Colciencias, están inscritos desde su CvLac en las bases de datos de pares académicos nacionales si aceptan la solicitud de ser visibles para la comunidad académica desde la configuración de la plataforma. Otra opción es ser elegido en la comunidad académica por un editor, por haber publicado alguna revista o por tener una investigación en curso. La revisión por pares es un aspecto extremadamente crucial del ciclo de publicación. Garantiza la calidad del producto a retroalimentar, fortaleciendo los procesos de construcción desde la mirada objetiva de un experto que opina sobre el trabajo de otro académico.


Si bien el par académico proporciona cuestionamientos al autor, sus sugerencias no deben ser conminatorias, quién está en el derecho a la réplica y discusión de estas. El proceso tiene como único objetivo proporcionar retroalimentación por escrito en forma de comentario, sobre los aspectos más relevantes del contenido del texto. Generalmente considera aspectos como la vigencia de la temática, el valor académico, referencias a considerar, observaciones sobre la metodología, aspectos de fondo que deben ser tenidos en cuenta en algunas ocasiones acompañado con una valoración cuantitativa.  Este pretende compartir su evaluación al autor con consejos para mejorar su manuscrito para su posterior publicación.


La crítica constructiva de un evaluador tiene como pretensión única el fortalecimiento de la escritura en progreso, en cuyo caso debe plantearse como un comentario propositivo que aliente al autor a mejorar su documento, mostrándole el camino adecuado. Un buen evaluador, comprende el proceso y trabajo de sus pares académicos y fundamenta sus comentarios en la proposición de sugerencias estratégicamente articuladas, mejora la calidad científica, verifica la originalidad de la investigación y, lo más importante, ayuda a la carrera del futuro autor. En algunos casos el trabajo consiste en la construcción de argumentos sólidos de apoyo para la decisión de un editor.


Ser revisor académico de una publicación, además de un honor, es una responsabilidad.



5 CONSEJOS INTELIGENTES PARA PROPORCIONAR RETROALIMENTACIÓN


1. Se constructivo y amable


Dando como hecho que te han escogido como evaluador por tu amplia trayectoria y conocimiento sobre la temática, debes tener en cuenta que el manuscrito es un borrador, sobre el cual el autor busca comentarios útiles, por lo que requiere una evaluación justa y comentarios certeros para mejorar. Haz a un lado tu ego y comprende que el proceso que evalúas es susceptible a mejorar sin hacer un juicio a priori del autor, piensa en capacitar al autor para mejorar su escritura y desarrollar ideas. Comprendiendo que un comentario mal encaminado puede frustrar un proceso, proyecta tu crítica positivamente.


Comunícale las "malas noticias" pero también las "buenas". En algunos casos es preferible comenzar con una nota positiva que refuerce y luego pasar a la crítica constructiva. Finalmente proporciona una crítica orientada a la acción para que el autor pueda leer y seguir los pasos necesarios para mejorar su manuscrito.


2. Sé directo y económico en tus comentarios


Mientras más concretos y precisos sean tus comentarios, más ayudarán a mejorar el trabajo, la sinceridad es una posibilidad, en caso de no dominar algún tema, sé claro y especifica tu impedimento para opinar sobre él; opina con evidencia, ejemplos y sugerencias para mejorar. 


Utiliza comentarios profesionales, un consejo siempre requiere un análisis académico bien construido. El árbitro debe leer el trabajo de manera crítica para encontrar consejos útiles. Busca las fortalezas en el argumento, el significado, la brevedad y la coherencia general en el borrador del manuscrito. Además, enumera sus análisis para la mejora guiada. Finalmente, no opines solo por entregar algo, si consideras que todo está correcto, no es necesario generar comentarios sólo por aparentar inteligencia.


Si bien el par académico, proporciona cuestionamientos al autor, tus sugerencias no deben ser conminatorias, quién está en el derecho a la réplica y discusión de estas.

3. Participa sólo si tienes algo que aportar.


Recuerda que los académicos jóvenes que realizan sus primeros manuscritos pueden aprender la eficacia a través de un mentor con mayor experiencia. Tu papel, además del aporte académico al documento es el de incentivar en ellos la participación. No desestimules a los autores, más bien invítalos a mejorar siempre con el rigor y profesionalismo que merece la publicación. Varias pautas estarán disponibles por parte del editor para el proceso de revisión y dar seguimiento, intenta seguir meticulosamente estas para no incurrir en reprocesos.


Considera la ética y también los intereses en competencia que pueden existir para los revisores. Una vez completada, consulta una lista de verificación de revisión por pares, de la revista para asegurarse de que se cumplan las pautas generales de examen que te han solicitado.


4. Emplea un proceso científico


No Ignores los detalles, como experto en una temática te pueden invitar a evaluar por razones puntuales, aunque en algunos casos puedes ser invitado a revisar un tema más amplio que requiere de su experticia. En todo caso analiza siempre tu alcance y se lo más sincero posible sobre tus capacidades tanto con el autor como con el editor. El proceso de evaluación en algunos casos requiere de elaboración y construcción, esto implica la aplicación del rigor científico para aportar a la discusión. Lee críticamente y analiza minuciosamente el aporte. Alerta al editor de la revista de cualquier inexactitud científica, recomienda si el manuscrito debe ser aceptado o redirigido a otro tipo de publicación. Además de un compromiso con el autor también tienes uno con el editor que le confió su evaluación.


5. Cumple los plazos propuestos por el editor


Una vez te confíen un proceso de revisión, complétala dentro de la línea de tiempo prescrita. Recuerda que de este proceso dependen muchas personas y procesos. Un retraso de tu parte puede causar perjuicios a las revistas o los autores, que dependen de tu cumplimiento. Manténte organizado y cumple con los plazos aceptados. Recuerda que de esto depende tu reputación como académico de confianza y seguramente te seguirán teniendo en cuenta para futuros procesos de revisión.


Por: Eduardo Norman 

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page